Hombre  es detenido por sacar a su madre a la fuerza de una residencia de ancianos.

En Jaén, fue puesto en custodia un joven quien intentó llevarse a la fuerza a su madre que estaba recluida en una residencia para ancianos donde se le aplicaban tratamientos para el cuidado de su salud.

Por medio de un comunicado, La policía Nacional dio a conocer que según lo expresado por el director de la residencia para ancianos, el joven se volvió agresivo y violento contra el personal al indicarle que su madre no podría salir del recinto, pues se encontraba en un tratamiento y retirarla le podría causar complicaciones en la salud de la anciana.

El joven entró a la residencia como de costumbre para hacer la  visita a su madre, y luego de poco tiempo de compartir con ella, le comunicó a una de las enfermeras que él se la llevaría consigo y que no podrían negarse, pero la empleada le explicó por qué no podía permitirle la acción, pues no tenía ninguna autoridad sobre este tipo de casos, lo que ocasionó una reacción agresiva del joven hacia la empleada de la residencia.

A pesar que en la explicación de la enfermera, se le  indicó que la señora estaba bajo un tratamiento médico y que por esa razón no era razonable llevársela, el joven atacó al personal e incluso dejó varias áreas del edificio totalmente dañadas, entre ellas varias ventanas, puertas de las habitaciones y la puerta principal.

Hombre  es detenido por sacar a su madre a la fuerza de una residencia de ancianos.

El director también intervino pero fue en vano, pues la ira del joven era incontrolable y tuvieron que encerrarse en una de las habitaciones para que el hombre no los lastimara con un garrote que extrajo de uno de los pasillos.

Una patrulla de la policía observó cuando el joven destrozaba una de las puertas de una habitación  donde estarían refugiados varios empleados, lo que generó una pequeña pelea entre los policía y el joven a fin de detenerlo, sin embargo el joven agredió también a un agente e intento escaparse del cuerpo policial.

El desafortunado hecho no dejó personas lesionadas físicamente pero si dejo daños psicológicos en el personal y varias zonas de la infraestructura de la residencia inservibles que aún no han sido cuantificadas.

La Policía Nacional tuvo que requerir al apoyo del personal de seguridad interno de  la residencia para poder atrapar al joven y ponerle fin  a la situación, que alarmó incluso a otros pacientes de la residencia.